#16 DELIRIO ESPIRITUAL, por Iván D. Marifil.

El teórico del arte Iván D. Marifil (Chile, 1990) escribe el siguiente texto bajo el pseudónimo de “Cydonia” para la exposición “Delirio Espiritual” de la artista Luz María Fernández. La exposición, curada por el mismo Marifil, fue realizada en el recién inaugurado “Proyecto Imbunche”. Santiago de Chile, diciembre, 2018.

Las imágenes que dan forma a las pinturas de Delirio Espiritual provienen en su gran mayoría de screenshots tomados de documentales o registros de video que tratasen alguna de las diversas sectas que pululan lugares como Europa, Korea del sur y los Estados Unidos. Heaven´s Gate, la Comuna, la Cientología, los Moonies y la Familia son algunos de los cultos aquí representados…

(Recuerdo a mi hermana mayor, una niña de diez años, hablarme de su pesadilla: era el fin del mundo y ella se encontraba en una fila infinita junto a todas las personas de la Tierra. Todos esperaban ser juzgados en el gran juicio final. Si todo salía bien, podrías tomar la escalera eléctrica al cielo, si todo salía mal, había una escalera eléctrica que te llevaría al infierno. Cualquiera de las opciones te separaría de tu familia).

Una forma de trasladar una imagen, en este caso los screenshots, a la escala y formato de un lienzo, es mediante una cuadrícula que divida tanto al cuadro como a la imagen original. Ambas imágenes generan pequeños cuadros dentro del cuadro que son trasladados de uno en uno. Por supuesto esta imagen sufrirá mutaciones en su camino al lienzo según las intenciones de la artista. Esta cuadrícula y por lo tanto el proceso de traducción de las imágenes quedan expuestas y a medio camino en las pinturas de Delirio Espiritual.

(Con doce años, mientras los fuegos artificiales de año nuevo sonaban de fondo, un veinteañero me explicó que para el fin del mundo el cielo iba a estar arrugado y roto como un papel y que en ese momento, todos íbamos a estar expuestos al regreso del mesías… Dos años antes jugué a que los mismos fuegos artificiales eran la guerra, jugué a ser un niño regular en la historia del planeta. A los veinte, sin embargo, soñé con un cielo arrugado como papel y por él, entraba un viento cósmico junto a extraterrestres…)

La cuadrícula no es el único elemento clave en el proceso de construcción pictórica expuesta en las obras. El dibujo de figuras con solo su primera capa de color encima, junto a lienzos en los cuales se realizó una nueva obra sin ocultar su contenido anterior, conjuran la presencia de un lenguaje pictórico de corte formal y abstracto que enuncia sus propios procesos, métodos y técnicas de forma lúdica y espacializante.

Estas pinturas expresan una ingravidez de los cuerpos, expresan una tendencia de las figuras hacia el desvanecimiento y un deseo de diluirse hacia el fondo que las excede. Se hace siempre necesario entregar el peso de la materia propia para poder comer del cuerpo divino. Olvidar las leyes del mundo terrenal para abrazar las leyes de la verdad inmutable… Una secta se trata tanto sobre el delirio de la divinidad como del delirio fascista por el poder, los íconos religiosos conviven siempre junto a los íconos del imperio. Cristo y la lanza de Longinos, Dios y sus romanos, Santo Imperio Romano. Lo divino y lo imperial. Las obras de Delirio Espiritual conjugan ambas fuerzas. El ícono y el púrpura. La orgía sexual romana junto a la fé. La oración junto a las armas. El mesías y la corona de balas. Simbiosis de depredadores.

(En primero medio la profesora de biología explicó a todo el curso que estábamos completamente solos en el universo. Éramos la única forma de vida espiritual, y punto. Que toda esa materia oscura que los científicos no podían detectar con sus instrumentos, eran en realidad la huella de que otros planetas llenos de vidas y creados por dios habían sido trasladados a otra dimensión, imperceptible para nosotros, lejos de nuestro planeta pecaminoso. Quizá debamos destruir el capital para poder conocer a los aliens).

Como neogénesis de las potencias fascistas, las sectas siempre requieren el sacrificio de vidas para alcanzar sus objetivos de control biopolítico o, en última instancia, de ascensión divina. Este movimiento de ascensión no es más que el desdoblamiento del mundo humano sobre sí mismo como doble asesino. País dentro de otro país. Desdoblamiento que actúa como una separación o división interna y que somete al cuerpo social a alguna fuerza reaccionaria. Es la retorsión del mundo verdadero dentro la ilusión de la esfera terrestre. Es la llegada del reino de los cielos, el retorno del imperio. Es en realidad una apertura de puertas para dejar entrar a la criatura virtual, a la idea, al dinero, al cálculo. El idealismo de dios, del capital y de Platón. Depredador virtual del flujo-material del planeta. ¿Cómo vino a caer sobre nosotros la maldición? ¿Es el profeta violador o solo un hombre violador y asesino? Porque es esta la figura social que no ha dejado de conjurar a la divinidad, al capital, al antropocentrismo sobre su cuerpo para extenderlo asesinamente por las especies de la tierra.

(Recuerdo orar durante mucho tiempo, pedir el don de hablar en lenguas, deseaba con todo mí ser el placer de llegar a nuevos niveles del delirio espiritual. Una noche comencé a sentir mi lengua hinchada, una erección en la lengua, pero no de sangre: una erección de aire. Asustado preferí ir a dormir. Esa misma noche soñé con la presencia de dios, una luz intensa a la cual no podía mirar… la luz intentaba entrar a mi casa desde las ventanas, me escondí debajo de la cama hasta que se fuera).

El desdoblamiento del mundo humano sobre sí mismo, es el espasmo de las mutaciones fascistas y de su crecimiento o mutación a nuevas formas. Es el algoritmo de virtualidad monstruosa e interna de una especie que se contempla a sí misma, que alimenta su infinitud en la idea de las transferencias internas y antropocentristas de energías. Es un movimiento hacia el corazón del mundo, para concebir una nueva fragmentación alienante, una nueva criatura, un nuevo espacio de virtualidad depredadora. Siempre en busca de nuevos huéspedes, el fascismo susurra buscando nuevos adherentes. Es fundamental predicar el mensaje, se debe llevar a cada rincón de la tierra, todo ser vivo debería escuchar sobre las maravillas del evangelio y morir por él.

Las sectas, como nuevo brote de reacción, como nueva división celular fascista, como contorsión absurda de control sobre los cuerpos y sus apetitos, terminan por subrayar todo lo que abnormaliza: la comida, el sexo, la respiración. Y de esta manera, muestra, en su micro torsión, las macro torsiones de las divisiones que la precedieron: el estado, el dinero, la religión, el patriarcado. Como en la traducción de imágenes que se realiza en Delirio Espiritual, el paso de un régimen a otro deja expuesto los mecanismos de los mismos. Si los cuerpos son absorbidos o desechos en su nuevo espacio de represión y sacrificio, entonces se hacen presentes las líneas y procesos de subjetivización que los pusieron allí en primer lugar: agenciamientos fascista dentro de un cuerpo con las herramientas para conjurarlo.

(Recuerdo tener trece años, estar en el sermón escuchando al pastor y solo pensar en ir a jugar videojuegos. Recitar de memoria la introducción de cada misión de Comandos 2 a mis amigos de la iglesia. Recuerdo comenzar a no ir a la iglesia los días domingos por la mañana… porque la internet era infinita… Gracias a la internet, a la música, a los libros, y a los videojuegos por sacarme del delirio espiritual).

Cydonia.

(Cydonia es una agencia interplanetaria dedicada a la excitación del campo de pensamientos xenomórficos).

Acerca de Iván D. Marifil (Santiago, Chile, 1990):

Egresado de Teoría e Historia del Arte de la Universidad de Chile. Investigador y tesista de la escena de arte contemporáneo capitalina de su generación. Basa sus escritos desde la experiencia del involucramiento en los procesos de producción artísticos, que son resultado de sus constantes visitas a los talleres de artistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s